Oficialmente se dio marcha atrás en la nueva ley de residencias médicas de la Ciudad

Luego de varias horas de negociaciones en la sede del Gobierno porteño y servicios colapsos en varios hospitales, la Ciudad atendió el pedido de los médicos residentes y los concurrentes al dar marcha atrás con la nueva ley que la Legislatura porteña sancionó el jueves pasado.

Daniel Presti, legislador que preside el bloque Vamos Juntos, presentó pasadas las 16 un proyecto de resolución para dejar sin efecto la flamante norma, que iba a entrar en vigor el próximo 1 de enero. La Legislatura le dará tratamiento en la sesión de mañana, que comenzará a las 11.30 con la votación del Presupuesto porteño.

A la salida de la reunión con Felipe Miguel, jefe de gabinete de Horacio Rodríguez Larreta, los delegados les comunicaron la decisión oficial a los residentes y los concurrentes que se manifestaban frente a la sede de Gobierno. En una asamblea, se votó la continuidad del paro de actividades que habían retomado el anteayer hasta que la Legislatura vote la resolución.

“Mantenemos la medida de fuerza. Hasta que no se derogue esta ley y se promulgue esa decisión no vamos a abandonar el paro sin guardias. Y mañana nos vamos a movilizar desde las 8 a la Legislatura”, dijo Lain Bullentini, residente de tercer año del Hospital Argerich y vocero de la asamblea. Fue uno de los delegados que participó en la reunión con Miguel.

El martes próximo, con el cambio de autoridades en la Ciudad, el Ministerio de Salud abrirá una mesa de diálogo para redactar un nuevo proyecto de ley. Con el proyecto de resolución que presentó Presti en la Legislatura, el Gobierno buscará ganar tiempo hasta que Fernán Quirós asuma el cargo que deja Ana Bou Pérez.