El Gobierno subió los impuestos a los combustibles y se espera un nuevo ajuste en los surtidores

Las petroleras tienen otro motivo para ajustar entre 5% y 6% a partir del domingo. En la semana ya habían aumentado el costo del biocombustible. Las compañías estiman que quedaría al menos otro 5% de ajuste pendiente.

El Gobierno actualizó este viernes los montos del impuesto a los combustibles, que comenzarán a regir desde el domingo próximo, y que sumado al incremento de los biocombustibles, ahora se espera un impacto en los precios de las naftas y el gasoil durante el fin de semana.

A través del Decreto 798/2019 publicado este viernes en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo tomó una medida que había postergado en los últimos meses, en medio del proceso electoral y para no generar malhumor en los argentinos con una escalada inflacionaria. El decerto lleva las firmas de Mauricio Macri, Marcos Peña y Hernán Lacunza.

Se trata de la actualización impositiva a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono, que impactaría en poco más del 2% sobre los precios al consumidor. “El incremento en cuestión tendría efectos en su totalidad para los hechos imponibles que se perfeccionen desde el 1° de diciembre de 2019, inclusive”, de acuerdo con el texto oficial.

De este modo, para las naftas (sin plomo, hasta RON 92, de más de 92 RON y nafta virgen) el incremento será de $0,507 por litro. En el caso del gasoil, será de $0,282 por litro, salvo que se destine para consumo en Neuquén, La Pampa, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, el partido de Patagones en la provincia de Buenos Aires y el Departamento de Malargüe de Mendoza, donde será de 0,131 peso.

“Las circunstancias imperantes y la necesaria estabilización de los precios hacen necesario amortiguar el impacto que podría derivarse de las referidas actualizaciones, previendo que los mencionados incrementos del impuesto surtan efectos de una manera gradual”, justificó el Poder Ejecutivo.

A través de la Ley N° 23.966, se establecieron montos fijos en pesos por unidades de medida para determinar el impuesto sobre los combustibles líquidos, que se actualizan por trimestre calendario sobre la base de las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC), considerando las variaciones acumuladas de ese indicador desde enero de 2018, inclusive.