El BCRA acelera la compra de dólares, pero solo recobró 9% de lo perdido en el tiempo electoral

El Banco Central (BCRA) se confirmó ayer como el mayor comprador de divisas al alzarse con unos US$200 millones, cerca del 44% del total de US$452,1 millones operados ayer de contado en la plaza oficial, lo que significa además la compra más importante desde que recuperó esa posibilidad.

La entidad saca provecho del privilegio que logró a fuerza de endurecer a la máxima expresión el cepo cambiario tras los comicios para recomponer su tenencia de reservas netas y mantener sostenido el precio del tipo de cambio oficial mayorista cerca de los $60 (quedó en $59,60 ayer, tras otra baja de 5 centavos).

Vale recordar que esta tenencia estratégica resultó fuertemente menguada por las sucesivas intervenciones que el Banco Central hizo en el mercado por un total neto de US$7460 millones durante el proceso electoral, desde el las PASO hasta el viernes previo a la elección presidencial, para tratar de mantener calmo el dólar, siguiendo el mandato que le había impuesto el Gobierno.

La entidad debió colocarse del lado vendedor del mercado en 42 de las 53 ruedas transcurridas en ese lapso, y en varias de ellas como oferente casi único, lo que ampliaba la pérdida de reservas ante una demanda nuevamente desbocada.

En este sentido, en las ocho ruedas transcurridas desde la imposición de fuertes restricciones a la demanda minorista de divisas (la más activa en los últimos tiempos), la entidad lleva recomprados unos US$700 millones, lo que significa que recapturó 9,4% de los dólares volcados al mercado en pleno proceso electoral.

El fortalecimiento de esa tenencia forma parte de los acuerdos básicos pactados entre la administración Macri y Alberto Fernández. Apunta a dejarle al gobierno entrante un margen de recursos suficiente para afrontar los vencimientos de deuda que tiene comprometidos para los primeros meses de su gestión, mientras busca una reprogramación consensuada del resto de los pagos.

“Vamos a dejar alrededor de US$10.000 millones en reservas líquidas”, afirmó días atrás en una conferencia de prensa el vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra.

De todos modos, la compra no bastó para evitar una caída de US$272 millones en las reservas brutas del BCRA, que se produjo básicamente por distintos pagos de deuda realizados por el Tesoro a organismos internacionales. A ese egreso se sumó el correspondiente a la cancelación de un cupón de intereses del Bonar 24 (pagó tasa del 8,75% anual).